Managua, Nicaragua info@disyscon.com

Blog Details

  • Home
  • Web Apps vs Apps Nativas

Las aplicaciones se han vuelto parte esencial de nuestra vida cotidiana debido a que son muy usadas tanto en smartphones, tablets, smart tv, entre otros dispositivos inteligentes. Existen varios tipos de aplicaciones las cuales pueden variar en cuanto a su tecnología y uso diario.

Una aplicación nativa es un tipo de software que se adapta a una plataforma determinada.

Una web app (aplicación web en español) tiene lugar en el navegador web y guarda ciertas diferencias con respecto a las denominadas aplicaciones nativas. Estas se basan en HTML, JavaScript o CSS. Estas se se cargan en un servidor web y se ejecuta en el navegador (Chrome, Firefox, Safari, etc) ya que no requiere ninguna instalación.

Es posible también crear un acceso directo para ella en el escritorio del ordenador o en la pantalla de inicio de los terminales móviles mediante un marcador.

Las web apps son muy varias y pueden ir desde pequeñas herramientas hasta software de gráficos o juegos de navegador, pasando por las adaptaciones de conocidos programas, como servicios de mensajería instantánea o paquetes de Office. Muchos programas y servicios se presentan en dos modalidades: en forma de web app y en forma de native app.

¿Elegir una web app o una Native app?

La principal diferencia de estas apps se dan en el ámbito técnico en cuanto a las funcionalidades y la forma en que estas se desarrollan.

Aplicaciones nativas

Las aplicaciones nativas se programan teniendo en cuenta las características y particularidades de cada plataforma para posteriormente ser instaladas en ellas. Estas plataformas pueden ser tanto un sistema operativo móvil como Android o iOS, como un sistema operativo de escritorio como Windows.

Las aplicaciones para dispositivos móviles son las que predominan en el mercado de las apps y estas reciben el nombre de Native Mobile Apps (o simplemente Mobile Apps), aunque en español también son conocidas como aplicaciones móviles nativas, aplicaciones nativas o incluso apps nativas.

Todas las aplicaciones nativas tienen en común que han sido desarrolladas para ser usadas en una determinada plataforma y solo pueden funcionar en esa plataforma en concreto. Esta es la razón por la que, por ejemplo, una aplicación Android no funciona en el sistema operativo de iOS de un teléfono móvil Apple o en los iPads. Esta dependencia de las plataformas tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Si los desarrolladores quieren manejar más de un sistema operativo, se ven obligados a programar una aplicación exclusiva para cada uno de ellos, lo que, de cara al desarrollo de una web app, supone un gasto superior.

En cambio, una aplicación nativa se adapta de manera ideal a la plataforma correspondiente y puede, incluso, utilizar el espacio de almacenamiento del dispositivo en el que se instala. Al contrario de lo que ocurre con las aplicaciones web, las native apps se prestan mejor, por ello, para funciones más complejas.

Web app

Las aplicaciones web no se adaptan tan bien al hardware del dispositivo en el que se usan, pero sin embargo, funcionan en todos los sistemas operativos y terminales que cuentan con los navegadores web que las soportan (en general, todos los navegadores actuales). En el mejor de los casos, una única aplicación es suficiente para todas las plataformas, aunque no siempre es posible optimizar la aplicación para todos los navegadores.

Una ventaja adicional de este tipo de aplicaciones está relacionada con los fallos de seguridad. En el caso de las apps nativas, estos solo se solucionan descargando una nueva versión o llevando a cabo una actualización. Por su parte, la actualización de seguridad de una web app se implementa directamente en el software, de modo que todos los usuarios puedan disfrutar de la versión más segura. Otro rasgo ventajoso de este tipo de aplicaciones es que suelen ser más asequibles y más rápidas.